viernes, 2 de marzo de 2012

Sudestada, un recorrido por asia

Buenas a todos, seguimos este recorrido por los restaurantes de Madrid, y en esta ocasión comentaré el restaurante Sudestada (C/Ponzano 85 tlf. 915334154).

El restaurante Sudestada era uno de los que tenía pendiente tras la visita que hice el año pasado a Madrid y que me recomendaron en el restaurante Zorzal (C/Eduardo Dato 5), que ya he comentado en una ocasión anterior en este blog. Me lo presentaron como uno de los mejores sitios para hacer un recorrido por la comida asiática, y en verdad no se equivocaron.

El local como tal pasa un tanto desapercibido en esta calle, el interior es de decoración sobria, salón amplio, y poca separación entre mesas, lo que en parte genera una sensación de agobio. Y en cuanto se llena el salón (que se llenó siendo miércoles noche), la verdad es que se genera bastante ruido aunque la gente fuese educada y procurase hablar bajo. Este es el punto negativo más reseñable.

En cuanto a la comida, pedí un Set Menú, en el que me sirvieron una degustación de sus platos más emblemáticos, y la verdad es que fueron todos una experiencia de sabor. De inicio como cocktail, una caiprinha Sudestada, impresionante, no se cual es el secreto, pero si vais, pedidla, merece el dinero que cuesta (no está incluida en el menú).

1. Sopa de Miso y wakame: un buen caldo caliente marino para una noche fría como la que hizo vino de maravilla.


2. Nem Cua: Rollito vietnamita, crujiente excelente el del rollito, la verdura y la salsa agridulce le aporta la frescura que contrasta con el calor del rollito y con la sopa que hemos tomado anteriormente. De los rollitos vietnamitas que he probado hasta la fecha, este es el que más me ha gustado.


Tras terminar el Nem Cua, la verdura restante, la mezcle con la salsa agridulce, y fue un gran acierto, una sensación de terciopelo en boca muy agradable.


3. Singapore dumpling: Cerdo al vapor, unos Dim Sum, que me recordaron mucho a la calidad de los probados en Hakasan de Londres. Excelentes, un bocado obligado si vais a este restaurante. De hecho lo estuvimos comentando los comensales de las mesas de alrededor, y era curioso ver como unos a otros nos íbamos dando consejos de que pedir, o con que mezclarlo (alguna ventaja hay que sacarle a que las mesas estén próximas).


4. Samosa Sudestada: Una buena samosa pero inmejorable la salsa, agripicante con hierbas aromáticas, un lujo cada bocado con esa salsa.


5. Pin Gai: Pollo a la brasa estilo Laos, igual que con la samosa, lo importante no es el principal, el pollo, si no las guarniciones, un recorrido, por el arroz, salsa de ají (buenísima) o el pepino, un plato versátil, que son los que más me gustan para que cada bocado sea diferente.


6. Curry Rojo: Bienvenidos al infierno, pero con suavidad, y a primera fila, un grandísimo bocado y con esa esencia picante que caracteriza a la cocina thailandesa.


7. Pirámide de Azafrán: El azafrán es un ingrediente muy difícil de lidiar, que queda muy bien en la carta, pero que si no se nota, pierde todo el encanto. Por desgracia esto fue lo que pasó. Y fue lo único que yo elegí, así que puedo asumir que el error fue mío por arriesgarme, pero quería saber como era este postre tan arriesgado. Si quitamos el detalle del azafrán, un postre normalito, y buena cantidad.


Para beber, me gustó mucho el hecho que tuvieran Kirin de barril. Así que bebí cerveza. No pedí la carta de vino, así que no puedo orientar sobre si la bodega es larga, corta, con buenas referencias o las comunes.

En cuanto al servicio de sala, a pesar de estar el local lleno fueron de lo más amables, explicando los platos y orientando en todo momento. Inclusive me recomendaron otros restaurantes, en este caso de cocina peruana, aprovechando que el camarero era de esa nacionalidad. He de decir, que en Madrid he tenido en general bastante suerte con el tema del servicio de sala, y casi siempre me he encontrado gente amable y dispuesta a hacer bien su trabajo. Aquí, como digo, lo tienen.

El precio final, sumando las cervezas, la caiprinha y postre, rondó los 70€. Por la cantidad, calidad y servicio una RCP media-alta. Pero no se arrepiente uno de probar este local y hacer este recorrido de sabores.

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros.










1 comentario:

Juan López dijo...

En el local de Zorzal en la actualidad esta el restaurante Lua.

Espero que al equipo de Zorzal le vaya bien esté donde esté.