lunes, 26 de septiembre de 2016

Momiji, un gran valor añadido a la cocina japonesa local.


Tenía este artículo guardado en el cajón de los recuerdos. Y recientemente he vuelto al mismo sitio, sin fotos, simplemente a pasarlo bien en la barra, y ninguno de los platos que comento están en la actualidad. Pero la calidad sigue siendo la misma, y seguro que volveré. Así que no os asustéis con el comentario inicial de "Tras el parón navideño..."

Tras el parón navideño es hora de ponerse de nuevo a recuperar esos momentos de placer que supone ponerse a difundir locales en los que es un gusto sentarse a comer. Uno de los últimos que he tenido la suerte de probar en Valencia ha sido este del que hablo. Momiji. Recomendación directa de Begoña Rodrigo, nos pone en contacto con el excelente trabajo que desarrolla Diego Laso en los bajos del Mercado de Colón, hoy en día un hervidero de actividad gastronómica más allá de lo que era antaño, con locales como Habitual, Ma King Café... 

Y como decía, Momiji. Una barra en la que poder ver en directo el trabajo de Laso y su equipo, llevando al plato sabores que no nos son tan comunes y en un trabajo de intentar aunar los gustos locales con los orientales pero apostando por una estética más pura y digna del Japón, con la cocina kaiseki.

Prendado se queda uno de la frescura del producto en los nigiris (pescados cortados al momento y en directo), con un excelente trabajo del arroz, el picante en el hígado de rape, la berenjena en miso y katsobushi, el atún prensado con hoja de sisho. Y el que más disfruté, la sopa de sake con moluscos y crustáceos (gamba roja y almeja).
Caldo de sake con gamba roja y almeja, ligerísima cocción de la gamba

Cuenta con una carta de vinos corta pero resultona, con alguna que otra referencia internacional, y una carta de sake, que para terminar el menú vino de maravilla para poder ampliar el registro mental de sakes probados.

Se escapa Momiji de la formalidad en los restaurantes japoneses de calidad que hay en la ciudad, dándole una visibilidad constante a su trabajo por trabajar en barra a vista de todos, incluido los transeúntes que pasan por el mercado, un dinamismo dentro del mercado que si para algunos puede resultar molesto por no estar entre 4 paredes a mi me parece le da cierta imagen de "puesto callejero" en el que poder desde disfrutar de un menú a picar 3 piezas de paso que vas a comprar el queso a Manglano.

Un local de los que me encantaría repetir, siempre en barra, eso sí.

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros.

PD: Dejo el resto de fotos comentadas más abajo.

Nigiri atún, nigiri salmún y nigiri vieira todos con corte al momento

Berenjena con miso, bola de pollo, wasabi y guindilla, dim sum mar y montaña

hígado de rape con lechuga de mar y picante

Atún prensado con hoja de sisho





1 comentario:

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

A principios de Septiembre tuve la fortuna de compartir con amigos una comida en Habitual de Ricard Camarena, que como menciono está en el Mercado de Colón.

Otra excelente oferta en este Mercado, una cocina orientada a cocina mediterránea, con producto de SU huerta, con platos en general ligeros y saludables. Ideal para esas comidas de trabajo de mediodía, pero por supuesto, también para entregarse por completo y darse un homenaje.

Buen recuerdo de la rillete de atún, ensaladilla rusa "Ricardamarena", pastela y un acojonante Angus, entre otros platos que disfrutamos.

Muy recomendable y una oportunidad de conocer otra de las ofertas de Camarena en Valencia, muy diferenciada de su gastronómico o de Canalla Bistro.