lunes, 5 de noviembre de 2012

2 años de Buen Gusto Club Social

Buenas a todos.

Buen Gusto Club Social ha cumplido 2 años!!!, desde el 31 de Octubre de 2010 que empecé hasta la actualidad que esta página está en funcionamiento.

No sé si esto es mucho o poco tiempo, pero me alegra que de momento la página siga abierta y activa.

La verdad es que este año he tenido la suerte de mi lado, gastronómicamente hablando, y he tenido la oportunidad de compartir con vosotros mis incursiones en restaurantes en los que hace 5 años jamás hubiera pensado que algún día llegaría a pisar. He conocido gente que no sólo comparte esta afición, si no que son auténticos gurús y pozos de sabiduría gastronómica gracias a mi incursión en el mundo de twitter, he acudido a catas, presentaciones... Como he dicho, la suerte ha estado de mi lado.

Recuerdo cuando celebré el primer aniversario de este blog, lo hice hablando de Arrop, de Ricard Camarena y lo mucho que disfruté para celebrar mi cumpleaños con platos como estos.

Tomate de penjar y citricos

Sopa picante de sepia

Y que me sirvió para volverme a emocionar y enamorarme perdidamente de este apasionante mundo. Además ese mismo día tuve la oportunidad de conocer a Ignacio Medina, para mí, un ejemplo a seguir tras ver su trabajo en Gastroeconomy o en la Guía del Ocio de Madrid.

A partir de ese día, ese 4 de Octubre de 2011, me he llevado más alegrías que nunca a una mesa, aunque muchas de ellas sean desde la soledad.

Tras Arrop, se cruzó por mi camino nuevamente una ciudad, Madrid. Para mí una de las ciudades más bonitas que he tenido la suerte de conocer y en la que la oferta gastronómica es tirando a infinita para mi. Disfrutando de las tapas en Estado Puro, como sus bravas, Juana La Loca y su tortilla de patatas, quizá la mejor que he probado hasta la fecha, o el archiconocido Mercado de San Miguel, donde desayunar puede ser una odisea por tanto que hay para elegir.

Bravas de Estado Puro
Pincho de tortilla Juana La Loca

Desayuno de los campeones en Mercado San Miguel con la inestimable colaboración de Almudena
Pero Madrid no se quedó sólo en tapas, museos (impresionante la exposición de Chagall en el Thyssen o la República en el Reina Sofía) y conciertos (gran concierto el de Fitness Forever en la sala Sirocco), si no que tuve la fortuna de comer en La Terraza del Casino de Paco Roncero, donde vuelvo a disfrutar como un niño con zapatos nuevos.

Sepionet y gnocci pesto Paco Roncero

Y decía que la suerte estaba de mi lado, cuando en otra ocasión consigo mesa para probar la cocina de David Muñoz en su restaurante DiverXO, y como dije, "de DiverXO al cielo", una experiencia inolvidable, de la que guardo gran recuerdo del personal de sala, a quienes saludo desde aquí, y espero que este año sea aún mejor que el anterior (y yo que lo vea, jajaja).




Sin dejar de lado el gusto que supone para mi visitar y saludar a Iñaki Camba, Mayte y Mª Angeles en Arce, que fueron quienes me dijeron por donde moverme la primera vez que pisé Madrid con afán de conocer donde comer (por cierto, han modificado su web, www.restaurantearce.com), y que te hacen un menú como si fuera un traje a medida.

Espárrago blanco-verde con salmón casero y tierra en Arce

Pero el mundo no empieza y termina en Madrid, y una de las tantas bodas que he celebrado este año (un total de 10, el traje y la corbata han pedido la jubilación anticipada), me llevo a Bocairent, un pueblo de Valencia, y allí, con el respeto de todos los mencionados hasta el momento, me llevé una de las mayores sorpresas de este año con el trabajo de Paco Morales, y el poder que tienen las verduras. Un auténtico placer que me gustaría repetir y que si podéis, os recomiendo, no os lo perdáis.

vistas desde la sala de Paco Morales Restaurante, un mundo zen

Champiñones al sol
Y si ha habido un momento clave este año ha sido la primera reunión de los amigos de twitter, una herramienta que me era totalmente desconocida me sirvió para conocer a un grupo de gente de lo más variopinta pero con un punto común, una gran afición por la gastronomía. Gente como Dule (@dulegilcasas), una enciclopedia enológica y un auténtico crack con su blog de recetas en casa (www.dule.es), Pilar (@PilarMartinVal), un terremoto granaino afincado en Madrid que nos informa de novedades a través de su cafetera (www.unacafeteraenlarusiacomunista.com), una página que no debéis dejar pasar por alto, con entrevistas a cocineros como David Muñoz, Vicente (@xiquetdefoios), él como yo, estamos muy perdidos en el mundo del vino y nos dejamos llevar por los consejos de Dule, Josep (@Josep_Sanchis), un hombre unido a su libreta para apuntarse las novedades y sus opiniones sobre los restaurantes o German y Carito (@germancarrizo y @caritolourenco), que les hemos visto crecer desde Vuelve Carolina hacia El Poblet, siendo manos derechas de Quique Dacosta en Valencia.

Tener la oportunidad de conocer a toda esta gente sólo fue posible a través de la inigualable Begoña Rodrigo (@Bego_LaSalita), propietaria y cocinera de La Salita, un mundo propio y original donde disfrutar tranquilamente a ritmo de Chet Baker de un fabuloso menú que cambia cada 10 días, todo ello elaborado con un ingrediente básico, mucho cariño por su trabajo, y por su gente. Lugar de peregrinación ineludible si se visita la capital del Turia.

"El Tenderete" de La Salita
Y en parte, gracias a estos amigos twitteros, o a iconos actuales del 2.0 como Garbancita (@garbancita) o la propia Pilar (@Pilarmartinval), conozco un poco más mi ciudad y un excelente restaurante capitaneado por Dani Frias, La Ereta, donde pude disfrutar de una de las mejores cenas que hemos vivido mi familia en un restaurante, un lugar donde se une profesionalidad y buen trabajo con amabilidad y cercanía, a eso sumarle unas espectaculares vistas de toda la ciudad.

Vistas desde la Ereta
Pero no sólo he indagado en mi ciudad, también por la provincia, y una de estas experiencias fue mi reencuentro con Quique Dacosta Restaurant desde la primera y única vez que fui en 2009, y probar "Sabores del Mediterraneo", tras los méritos obtenidos este año.


Snacks Sabores del Mediterraneo
Pero sin lugar a duda, fue mi autorregalo de cumpleaños de este año, la visita a El Celler de Can Roca, la mejor experiencia que nunca he vivido tal y como os conté en el post. Algo inolvidable y que espero poder repetir y seguir disfrutando como la primera vez, aunque a ser posible en compañía.

Oliva caramelizada del Celler Can Roca
Cochinillo ibérico en blanqueta al Riesling
Y terminamos como empezamos, volviendo a celebrar mi cumpleaños, que lo celebro en varias tandas, junto con mi amiga Ame (@ameullde) que los cumple un día antes que yo, disfrutando del nuevo local de Ricard Camarena, que ya tuve la suerte de probar anteriormente con Dule, Berta, Begoña y Jorne. Un círculo vicioso que supuso una bonita tarde en Valencia y una gran noche en esta nueva aventura de Ricard, que a buen seguro cosechará nuevos éxitos, y que espero poder seguir viendo año tras año, para no perder esta costumbre que he cogido desde el año pasado.

Menestra templada de Ricard Camarena
Atardecer en Malvarrosa (Valencia)
Esto y más cosas es lo que he compartido con vosotros a través de este blog este año, donde os he ido contando mis experiencias, positivas y negativas, con más o menos gracia, mejor o peor redactadas, pero que como he dicho, el balance es de sobra positivo. Así que espero poder seguir haciéndolo, contando cada una de mis aventuras en clave gastronómica para que os divirtáis y si además os sirve de ayuda para vuestras propias excursiones, mejor que mejor. Lo que espero nunca le falte a este diario son las ganas y el gusto con el que escribo.

No me quiero despedir sin antes poner un enlace de una entrevista que hace Pilar (@PilarMartinVal) y publicada en su página www.unacafeteraenlarusiacomunista.com a Fernando Huidobro (para verla pulsad sobre el nombre), un auténtico ejemplo a seguir, y que define muy bien la misma esencia de este portal, la de hacer crónica, contar lo que me ocurre a una mesa y como lo he vivido.

Infinitas gracias a todos los que me leéis con frecuencia, a los que lo hacen de casualidad, a los que me animáis a que siga con el blog, a quienes me aportan ideas para mejorar, y a todos mis amigos en general. 

A todos vosotros, una vez más, GRACIAS.

Y como siempre, pero con más fuerza que nunca...

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros!!!












4 comentarios:

jaume dijo...

Felicidades Juan!!
Buen trabajo. Des de Terrassa seguimos tus "aventuras" gastronómicas; sólo te falta encontrar un editor que te publique (al tiempo...).
Muchos recuerdos.
Jaume.

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

Ostie, muchas gracias Jaume. me alegro mucho de que os guste.

Muchos recuerdos a Sandra, Roger y para ti!!!.

Un abrazo.

PD: Y cuando suba a Barcelona, nos vamos los 4 a buscar alguna aventura para publicar, jejeje.

fjredondo dijo...

Enhorabuena por esos dos años de tu blog. Un placer leerte y espero seguir descubriendo nuevos sitios a través tuyo. Un abrazo.

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

Muchas Gracias Fernando, ese es el objetivo, seguir publicando sitios sitios y más sitios, y hacer un buen mapa de donde disfrutar de la comida.

Me alegro de volver a saber de ti.

Un abrazo.