lunes, 18 de febrero de 2013

Edición un Gastroyonki en la Gran Manzana. Rte. RedFarm

Buenas a todos.

Seguimos y terminamos por fin con esta ruta gastroyonki por las calles de Manhattan, y terminamos en RedFarm (529 Hudson st. web: www.redfarmnyc.com) un gastrobar de lo más afamado últimamente en NYC, estaba dentro de las recomendaciones de Jesús, pero también en la ruta de Gastroeconomy, por ejemplo.

Como dije en el post anterior, me confundí en el horario, así que decidí volver al día siguiente, pues el local como tal me gustó en cuanto a decoración, ese ambiente granja, con la decoración en madera y esa gran mesa central, en la que aunque vayas solo, al menos se disimula un poco y estás en cierta medida acompañado y abre las puertas a la conversación, al igual que ocurre en la sala de Ricard Camarena.

Así que como he dicho antes, volví. Hubo suerte y aún había sitio a la hora de comer, pero sólo UN sitio, y en la mesa principal, pues el resto estaba o reservado u ocupado. Lo digo para que lo tengáis en cuenta. Id pronto, porque se llena.

A partir de aquí os comento la experiencia en RedFarm.

RedFarm tiene una carta de Brunch y otra de Dinner. Ambas son extensas y las podéis consultar previamente en la web. Yo pedí consejo y lo que salió de cocina fue lo siguiente.

1. Pac-Man dim-sum: Dim-Sum de mariscos, bogavante, gamba... cada color corresponde a un crustáceo. La presentación me pareció cuanto menos nostálgica y divertida. Respecto a sabor, se identifica bien el marisco e iban aderezados con un picante muy agradable. Pac-Man es en realidad un torta de patata.
"Pac-Man" shrimp dumplings
2. Wide-Rice Noodles with shredded roast duck: Fideos de arroz con pato a la brasa desmigado. Plato consistente, y muy bien hechos los fideos.

Wide Rice Noodle with shredded Roast Duck
3. Soup Dumpling Crab and Pork: Tras los fideos me quedé con apetito, y como me gustó el dim-sum, decidí probar otros. Y elegí estos rellenos de sopa, con cerdo y cangrejo. Os diría que me parecieron, pero no puedo, pues me quemé la boca con ellos de tal manera que me hice una buena úlcera en el carrillo, lo que me mató el gusto y me puso de bastante mala leche. La sopa va en el interior del saco de pasta, y si no te avisan de que está ardiendo, que no caliente, se rompe la sopa en la boca y pasó lo que tenía que pasar. 
Soup Dumpling
4. Repostería casera: Esto fue un detalle de la casa (aunque me los iban a cobrar), no por quemarme, si no por hacerme cambiar de sitio. Estaban ricos, suaves, y un hojaldre muy bien trabajado.
Home-made sweets

Para beber, cerveza, recuperé la southampton que ya había probado en el Jean Georges.

La verdad que mi experiencia en RedFarm no fue nada buena. En cuanto a comida, los 2 primeros platos me gustaron, pero los dumpling de sopa me fastidiaron. y no puedo decir si estaban buenos o no.
Lo que me irritó fue el servicio, me llamó la atención como la camarera que tenía yo asignada no me explicaba nada, y en cambio los otros camareros explicaban los platos a otros comensales. Y lo de los Soup dumplings es para que avisen de que están ardiendo y que vaya con cuidado, que rompa primero el saco y deje salir el caldo en la cuchara, o yo que sé, pero que avisen. A eso hay que sumarle lo de que me cambiaran de sitio. A mi no me importa que me digan si me importa cambiarme de lugar, para que quepan más clientes, pero me molesta que me vengan con indirectas de si estoy cómodo o prefiero cambiarme de sitio, que en aquella mesa estaré sólo y nadie me molestará... Y para rematar, tras el cambio de sitio fue cuando me pasó lo de la sopa. Además pedí la cuenta, y me veo que me cobran unos dulces que yo no había pedido, y me vino la responsable diciendome que se habían confundido, que eran unos dulces que tenían para compensar el hecho de haberme cambiado de mesa, pero que no los habían marchado todavía pero estaban apuntados en mi cuenta. Un cúmulo de despropósitos en sala, a un precio final de 65$ aprox.

Sé que todo puede ser fruto de un mal día, y no es justo juzgar por una única ocasión, pero esta fue mi desagradable experiencia.

Y hasta aquí mi recorrido gastroyonki por NYC, la ciudad que nunca duerme y la capital del mundo. Una ciudad que muestra y esconde muchos encantos, el gusto de recorrer las calles y encontrar conciertos improvisados en una plaza, locales de jazz diminutos donde disfrutar de una asombrosa sesión de música con leyendas locales como me ocurrió en el Small´s, el estreno de una ópera en el Metropolitan, los graffittis por las calles que son obras de arte, y una gente la mar de amable vayas por donde vayas que te hace sentir uno más. Me quedo con las ganas de ver a los Knicks, además un año en el que les van bien las cosas, que hasta hace nada no hacían más que perder, y quizá haber visitado algún museo más.

Eso sólo se puede solucionar de una manera, volviendo.

Espero que la edición Gastroyonki no se os haya hecho muy pesada y que os haya servido de ayuda si alguno vais a Nueva York.

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente descripción de NY a la vez de descubrirnos que podemos disfrutar de buenos lugares para deleitarnos con su oferta gastronómica. Felicitaciones por el Blog, bien escrito, ameno y hasta divertido. Para mi también NY es la capital del mundo.
Z.

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

Muchas gracias por el comentario, y me alegro de que haya servido de orientación.

Gracias por leer y comentar en el blog.