miércoles, 27 de febrero de 2013

Komori, la prolongación de Ricardo Sanz en Valencia

Buenas a todos.

Ya sabéis mi predilección por la cocina japonesa, cocina de la que poco a poco uno va aprendiendo cada vez un poquito más, y descubriendo que aún queda mucho más por conocer.

Si hay algún referente claro en España sobre cocina japonesa, ese es sin duda alguna Ricardo Sanz, cocinero y propietario de Kabuki, y que ya tiene en su haber 3 estrellas como reconocimiento a su trabajo repartidas entre sus 2 restaurantes de Madrid y en Canarias (esta última entregada en este año para la guía 2013). Y haciendo extensión de su cocina abre Komori (C/General Gil Dolz S/N tlf:960045635 web: www.restaurantekomori.com) en el mes de Octubre como colaborador con Nacho Honrubia.

Así que antes de que terminara el año 2012 decido probarlo, recluté a una amiga que también le hacía ilusión y allí que nos fuimos.

Tuvimos suerte y salió un día soleado, que nos permitió tomarnos antes de comer una cervecita en uno de los kioskos de paseo Aragón al solecito para ir abriendo boca. Y de allí al restaurante que está en el Hotel Westin, muy próximo al estadio de fútbol del Valencia CF, Mestalla.

Komori

El local está decorado de forma muy sobria, al igual que Kabuki Wellington. Es un local amplio con numerosas mesas conservando una buena separación entre ellas. Y me gusta que también cuente con barra para quien quiera comer solo. Tras la barra cuenta con 2 cocineros que a parte de coordinar las comandas finalizan los platos cara al público.

Komori a parte de carta, cuenta con 2 menús degustación, uno de 33€ y otro de 42€ más largo. Nosotros optamos por el largo que consta de 9 platos. Para beber pedimos un As Sortes 2010, vino que a mi me gustó mucho pero no tanto a mi acompañante.

Pues empezamos desgranando el menú degustación de Komori.

1. Atún marinado en sake y soja: Plato equilibrado con el sake y la soja, con suavidad que amolda bien el atún.

Atún Sake y Soja

2. Ebi Salada: Langostinos rebozados en tempura con salsa barbacoa japonesa y ensalada. Muy buenos, tanto por el crujiente de la tempura, la cocción del langostino que queda mantecoso, como por la salsa, a esta "carga" de grasa le va de lujo terminar con el fresco de la ensalada. Muy buen comienzo.

Ebi Salada
3. Usuzukuri de Mojo: Corte de lubina con mojo canario y patata morada, plato untoso, en el que el sabor lo aporta el mojo y la patata lo contiene y suaviza.

Usuzukuri de Mojo
4. Usuzukuri de adobo: Rodaballo con adobo gaditano y crispy de tempura. Plato contundente por el adobo que le aporta picante y la fritura de la tempura, el elemento que hace que no sea tan potente el plato en esta ocasión es el propio pescado, un excelente rodaballo.

Usuzukuri de adobo
5. Usuzukuri de ponzu: pez limón con ponzu, un grandioso contraste con el plato anterior por el ácido que aporta que te limpia el sabor del adobo. Muy bueno, el que más me gustó de los usuzukuris.

Usuzukuri de ponzu
6. Tartar de Toro: Tartar de atún, excelente, además tuvieron el detalle de al ser plato a compartir, dividirnos la mezcla, uno más picante para mí y otro menos para ella.

Tartar de Toro
7. Selección de Nigiris: el plato que más esperaba, pues desde BarMasa que no me enfrentaba a unos nigiris en un restaurante de calidad, y aunque me reafirmo en mi opinión sobre que los mejores los he comido en BarMasa, esta selección es excelente, con sabores progresivos y bien atados. 

Empezando por el huevo frito trufado, pez mantequilla también ligeramente trufado, destacar la tersura de ESTE pez mantequilla, nada que ver con otros que he comido. Steak Tartar, con el arroz marcado en plancha haciendo el efecto de una tostada, y terminando con la anguila braseada. Un degustación sobresaliente.

Selección Nigiris (Huevo codorniz, pez mantequilla, steak tartar y anguila)
8. Rabo de buey en teriyaki: quizá el plato más flojo, aunque sin perder calidad, carne potente y tierna.

Rabo de buey
9. Cremoso de yuzu: Un final ácido como postre. Ya lo había probado en Madrid en Kabuki Wellington. Un buen final.

Cremoso de yuzu

Y hasta aquí el menú degustación de Komori.

A mi parecer un menú japonés fusión excelente, a una RCP inigualable con el menú, ofrece sabores, colores, texturas, lo que uno busca en este tipo de locales.

Como contras, sólo 2. 1, los servicios se comparten con el resto del hotel y has de salir del restaurante, y aunque a alguna gente le parezca una tontería, a mi me incordia tener que entrar y salir del restaurante cada vez que tenga que ir al servicio, y 2. Echo en falta la opción de maridaje en la carta. Seguro que la 2ª no tardarán en aplicarla con lo que se quedará el tema del servicio como pega.

Sinceramente, un sitio que merece la pena visitar para disfrutar de cocina japonesa de calidad y además sin dejarte un dineral, siempre y cuando uno se quede contento con el menú, porque si se pide a carta, preparen la cartera.

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros.







1 comentario:

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

Volví en Enero con unos amigos, Begoña, Jorne y Dule, y la experiencia por desgracia no fue tan bonita.

Muchos errores en sala, no había orden, y en cocina reducción de raciones bastante llamativa. Una bajada de calidad en esta segunda visita.

Esperaremos a la tercera, a ver si fue sólo fruto de un mal día.