domingo, 22 de abril de 2012

La Tierreta, de camino a Zaragoza

Buenas a todos, en esta ocasión amplio el recorrido por la Comunidad Autónoma de Aragón haciendo una parada en Teruel, el motivo no fue otro que la necesidad de parar a comer en algún sitio de camino a Zaragoza, así que como daban las 15:00 y pasaba por Teruel, decidí parar allí, y elegí el sitio de la guía Repsol que más cerca estuviera de donde aparqué.

Tengo que decir que nunca había estado en Teruel, y por desgracia sólo pude parar para comer porque si no no llegaba a la hora a Zaragoza, pero sí que me gustaría ir a pasar un día largo y ver el casco antiguo, pues la entrada a la ciudad es muy bonita con el acueducto y la zona amurallada, así que seguro que tiene muchas cosas interesantes que mostrar, y no deja de ser patrimonio de nuestra historia y lo tengo a tiro de piedra.

Dejando atrás este apunte de promoción de la cultura y de la ciudad de Teruel, el lugar que me dijo la guía fue este restaurante llamado La Tierreta (C/Francisco Piquer,6, tlf:978617923, web:www.latierreta.com), está ya dentro del casco antiguo y está haciendo esquina con 2 callejones estrechos, el local tiene su decoración moderna, aunque a mi gusto un poco descuidada, y le falta luz, es un local oscuro de por sí, pero la iluminación interior no está cuidada. Cuando llegué sólo había una mesa con 2 niños, pero con el barullo que montaban parecía que había un regimiento, y al mismo tiempo no había nadie en sala para recibir, y tuve que esperar un rato a que el jefe de sala saliera, y hasta que no me metí en mitad del salón no se dieron cuenta de mi presencia.

A pesar de esta mala entrada, luego hubo algo de suerte y a Dios gracias la familia ya se iba, que no es que tenga problemas con los niños, los tengo con los padres que no son capaces de controlar a sus niños en lugares públicos y les dejan que campen a sus anchas sin llamarles la atención a sabiendas de que están molestando a los demás. Así pues, ya pude empezar a comer más tranquilo.

Pedí menú degustación y para beber tomé sólo cerveza, ya que todavía me quedaban unos kilómetros hasta mi destino.

El menú consistió en:

1. Aperitivo de la casa: Escalibada y crema de pimiento rojo y verde. Un poco de crema caliente para entrar en calor. Pasable.


2. Ensalada de guacamole con chips de yuca. Lo más reseñable, el chip, la ensalada bastante carente de sabor.


3. Rollitos de caza tryfada, demasiado hojaldre a mi parecer, el relleno demasiado seco y poca presencia de la trufa.


4. Lubina con chipirón y crema de patata: La lubina buen sabor, pero le faltaba cocción de la piel, al igual que al chipirón. La crema, era más bien puré, y no deja de ser patata.


5. Cochinillo cocinado a baja temperatura: A estas alturas ya no sé cuantos habré probado, y reconozco que cuando son buenos, están muy buenos, y tengo la suerte de tener muy cerca a uno que lo hace de maravilla, y ya sé que las comparaciones son odiosas, pero es algo irremediable cuando vas a comer el recordar en que sitio te gusta más o menos, en este sentido, este no me gustó, estaba demasiado seco y se me hizo pesado comérmelo.


6. Mojito en frio: este postre fue lo mejor que comí del menú, muy bueno, sin ser muy marcado el sabor del ron blanco y bien aromatizado.


7. Tartaleta de chocolate con sorbete de mango: Un postre normal, como el resto del menú. Nada a destacar.


El servicio es mejorable, asumo que llegué a las 15:15 sin haber otra mesa que no fuera la mía, ya que la otra mesa se fue poco después de que yo empezara a comer, pero pasaba demasiado tiempo entre plato y plato, y la comanda de la bebida lo mismo. Aunque el trato fue amable se notaban las ganas de que terminara la jornada. Quizá no elegí el mejor día, pero personalmente no vale los 58€ que pagué, principalmente por la cocina, ya que por el mismo precio he probado sitios bastante mejores.

Volveré a Teruel, pero probablemente no lo haga la Tierreta, a lo sumo a dar una segunda oportunidad si repito más de una vez el recorrido turolense.

Como decía la campaña de reveindicación de la provincia, Teruel Existe!!!, y seguro que hay montones de restaurantes y bares que descubrir, este es el primero por mi parte.

Un beso para vosotras y un abrazo para vosotros.





4 comentarios:

Fjredondo dijo...

Veo que no te entusiasmó y por 58 euros comensal la cocina me tiene que cuando menos sorprender además de gustar. Tomo nota.

Juan López dijo...

Pues no, no me entusiasmó, la verdad. Pero como toda opinión, es una visión subjetiva.

Gracias por leer el blog.

Un saludo

Belen Belén dijo...

En Teruel te recomiendo el Mesón Rufino y sus huevos trufados.
La reposteria se la hace una pasteleria muy conocida en Teruel.
También esta muy bien La menta, pero hace tiempo que no voy.

Juan Cristian Lopez Helbenso dijo...

Lo tengo en cuenta Belén.

Muchas gracias por aportar información, leer y participar de este blog.

Un saludo.